Edamame: qué es, propiedades y cómo cocinar estas judías

El edamame es cada vez más popular por su uso en la cocina asiática, uno de los principales entrantes. Una forma nutritiva y deliciosa de comer soja. Fácil de preparar, rico en proteínas vegetales y bajo en calorías. Además de ser sano y sabroso se ha convertido en uno de los ingredientes saludables más irresistibles.

¿Qué es el edamame?

El edamame (枝 eda , rama o tallo y 豆mame , haba) es una vaina de soja hervida con múltiples propiedades y beneficios. La soja se ha convertido en uno de los ingredientes más versátiles, a partir del que se produce salsa y harina entre muchos otros productos.

La historia del edamame data de 1275 en una nota marcada por un monje budista japonés. En 2003 su nombre fue registrado en Oxford y se comenzaron a producir las primeras semillas en el continente europeo.

Comparable con las habas frescas o los guisantes por ser una legumbre, se puede comer directamente crudo. 

Beneficios y propiedades del edamame

El edamame es un aperitivo que además de ser una estupenda opción vegana como aperitivo, es bajo en calorías, y una fuente de hierro, calcio y proteínas.  El edamame posee miles de propiedades saludables para nuestro organismo, aquí os resumimos algunas.

Previene de problemas cardiovasculares. La proteína de soja ayuda a reducir los niveles de colesterol con lo que queda más controlada la presión sanguínea, por lo que el riesgo de sufrir un problema cardiovascular disminuye.

Este ingredientes es muy recomendable para personas diabéticas porque no posee gluten. Reduce los problemas de riñón, ya que la proteína vegetal se digiere mejor. Debido a los altos índices de potasio, se estimula la función renal siendo un gran diurético.

Es fuente de proteínas, hierro, fósforo y sodio,  también contienen vitamina B y C. Un snack sano que no engorda gracias a su bajo contenido en grasa. Además sus propiedades antioxidantes lo convierten en un alimento muy recomendable.

Su alta concentración en magnesio mejora la salud de nuestros huesos y sus proteínas nos llena de energía. Una gran alternativa saludable, con fibra y sin gluten, es adecuado para todos.

¿Cómo se cocina el edamame?

El edamame es un snack saludable perfecto como aperitivo para cualquier momento del día. Para prepararlo tan sólo tienes que hervir las judías o vainas de soja entre 3 y 5 minutos. Escurrir y listo. Si ya estaba previamente cocido, tardaremos menos en poder tenerlo listo ¡Añade un poco de sal y a disfrutar!

Para comerlo basta con introducir la vaina en la boca y extraer el grano con los dientes.

Este producto siempre pasa por congelación debido a su vida útil corta y su delicadeza, lo que nos facilita la conservación y disponibilidad. Fácil de encontrar en cualquier supermercado también podemos obtenerlo desvainado.

El edamame se puede disfrutar de varias formas, como por ejemplo tostado. 100 gramos de este snack saludable nos aportan 158 kcal y apenas 6,3 gramos de grasa. Incorporando a nuestra día saludable el edamame tostado estaremos obteniendo una fuente de proteínas vegetales de calidad.

Edamames: Recetas con vainas de soja

El edamame, además de poderse servir directamente con un poco de sal, se puede aderezar o saltear. Perfecto para añadirlo como un ingrediente más salteado en nuestra sartén o wok.

Si queremos una receta sencilla a modo de aperitivo podemos añadirle sales especiadas o salsas que potencien su sabor: pimentón dulce, sésamo tostado, aceite de oliva o chile en copos entre otros.

Esta vaina a enamorado a medio mundo un ingrediente sencillo que puede ser añadido desenvainado a:

  • Sopas y purés para realzar el sabor y obtener más proteínas.
  • Ensaladas de lechugas variadas o quinoa
  • Recetas asiáticas como noodles
  • Combinado y salteado con verduras de temporada

Su suave sabor combina con multitud de ingredientes, así que las opciones son muy amplias. Te darán mucho juego en la cocina para preparar platos nuevos: ensaladas, risottos, pastas…

Además también podemos desarrollar el cultivo de brotes de soja, como germinamos las semillas de limón, podemos germinar brotes de soja para añadir todos los nutrientes necesarios a nuestras recetas.

Un alimento sin procesar: no contiene sales, azúcares ni aceites. Elige qué añadir para que sea un buen complemento en tu dieta saludable.

Ensalada de edamame y quinoa

Os dejamos una receta sencilla, vegana, saludable y con edamame para que probéis este alimento tan completo.

Ingredientes:

  • Edamame
  • Maíz
  • Quinoa
  • Cebolla
  • Pimiento Rojo
  • Emulsión de aceite de oliva con limón, chile en polvo, pimienta y sal

Hierve el edamame entre 3-5 minutos y déjalo secar y enfriar. Mientras se cocina el edamame, lava bien la quinoa y hiervela siguiendo las instrucciones de la variedad que hayas elegido. Una vez enfriado mezcla todos los ingredientes en cantidades al gusto en un bol. En un pequeño recipiente crea tu emulsión. Ya todo listo vierte la emulsión sobre los ingredientes y enfría en la nevera unas 2 horas antes de servir. Podemos conservarla en un recipiente cerrado adecuadamente hasta 5 días

Esta receta tan sencilla puede ser muy rentable si sustituimos la quinoa por cuscús o arroz. Además podemos usar las verduras de temporada que más nos gusten y añadir germinados o cualquier brote. Si además aportáis frutos secos como cacahuetes estaréis ante un plato de lo más completo.

Por qué consumir edamame

El edamame es un alimento altamente versátil que puede ser tomado frío o caliente, cocinado hervido, al horno o a la plancha, también las puedes guisar como si fueran habas comunes.

Mucho más sanas que otro cualquier aperitivo como las pipas, es el snack saludable por excelencia. Se cocinan tan rápido y son tan sabrosas que introducirlas en tus hábitos es muy sencillo.

No es un alimento milagroso pero sus propiedades ricas en fibra y nutrientes hacen que todo sean ventajas. Estas habas son estupendas para mejorar nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *