Equinácea: propiedades, beneficios, usos y productos

¿Conoces la equinácea? Una planta que gracias a su extracto nos ayuda a recuperarnos de infecciones y resfriados. Sus propiedades sirven para combatir dolencias tan comunes como la gripe. En la actualidad su uso crece durante el invierno, siendo el antrigripal natural más usado. Te contamos más acerca de esta planta

¿Qué es la equinácea (echinacea)?

equinacea

La equinácea o echinacea es una planta típica de América del sur y África, altamente resistente a diferentes climas e incluso condiciones adversas. Sus hojas, flores y raíces son empleadas para elaborar productos para la salud.

Una planta perenne que puede llegar a medir un metro de altura y lleva utilizándose desde hace siglos por tribus para la cura de heridas y picaduras. La planta es aprovechable desde la raíz hasta sus hojas y es popular por sus propiedades medicinales.

Debido a las propiedades de la equinácea, ha crecido mucho su popularidad. La equinácea es rica en fibra y vitaminas C y B, además de minerales como calcio, magnesio, sodio y hierro.

Beneficios de la equinácea

Os contamos todos los beneficios que te proporciona la equinácea:

Previene resfriados

Es conocido como un remedio eficaz contra la gripe ya que estimula el sistema inmunológico haciendo desaparecer los resfriados antes. Como estimulante del sistema inmunológico, también combate infecciones de todo tipo y alivia dolores de garganta.

Es su uso más habitual, durante el verano para combatir el efecto de los aires acondicionados, y durante el invierno contra enfermedades como faringitis o catarros gracias a su potente actividad antivírica.

Un antibiótico natural que activa la producción de leucocitos y además es antiinflamatorio. Disminuye la fiebre, la tos y la mucosidad, acelerando la recuperación.

Trata problemas digestivos e infecciones 

También está comprobado, que ayuda en las infecciones como infecciones vaginales, reumatismo, migrañas, infecciones de orina etc. 

A diferencia de los antibióticos, la equinácea nos ayuda a estimular nuestro sistema inmune y prepararlo para luchar contra los virus, lo que hará que necesitemos menos días de recuperación.

Curar heridas externas

Se ha usado de forma tradicional para el tratamiento de lesiones en la piel. Alivia síntomas de problemas en la epidermis como eccemas, psoriasis y herpes. Es un potente cicatrizante, que junto a la propiedad antivírica, colabora en la cura de problemas en la piel, incluído el acné leve. Favorece la formación de tejido, que añadido a su propiedad antivírica, hace que sea eficaz por vía tópica para el tratamiento de problemas cutáneos.

Productos con equinácea

La forma más habitual de encontrarnos la echinácea es de forma natural. Se obtiene el extracto seco y fluido de la planta y se crean diversos productos para uso habitual.

La versatilidad de la echinácea hace que pueda ser utilizada para elaborar líquido, extractos, infusiones, cápsulas o cremas que nos permitan disfrutar de sus numerosos beneficios.

El uso de la equinácea y la cantidad a emplear depende de la enfermedad que queramos tratar. No será lo mismo un resfriado que la cura de una cicatriz.

Es altamente utilizada como complemento de medicina tradicional y aquí os dejamos algunos productos que pueden ser de utilidad en vuestro día a día.

Cómo tomar la equinácea

Si notas que estás sufriendo un resfriado, el primer día de síntoma puedes comenzar a tomar equinácea para retrasar y aliviar sus efectos y continuar con su uso de 7 a 14 días. 

La echinácea está disponible en el mercado en cápsulas, gotas y añadida a otros suplementos que combinados entre sí puede ser un potente estimulante del sistema inmunológico.

Equinácea en gotas

Estimula la defensa de organismo añadiendo extracto 100% natural de alta calidad. Añade unas 20 gotas en un poco de agua o zumo, a poder ser tómalas en ayunas. Durante 3 veces al día. Para más seguridad siempre sigue las instrucciones del envase y contacta con un especialista.

En cápsulas

Puedes tomarlo como complemento alimenticio 1 vez al día para reforzar tu sistema inmunológico. Te ayudará a acortar la duración del resfriado y reducir la gravedad de los síntomas. 

En crema

Aplica la crema con extracto de echinácea sobre cortes, acné o problemas cutáneos. Un remedio natural para curar ligeras infecciones en la piel. Desinfectante, antiinflamatoria e hidratante, ayuda en la cicatrización y regeneración.

La echinácea como alternativa a los antibióticos químicos es altamente efectiva, ayudará a nuestro organismo a luchar contra resfriados estimulando el sistema inmunitario, gracias a la producción de más glóbulos blancos.

Además de poder ser directamente utilizada como antiséptico para heridas, se puede emplear como tratamiento general contra fiebre o enfermedades por sus propiedades antivirales. Incrementa nuestras defensas y es un buen preventivo para estos casos.

Hay que tomar ciertas precauciones, sobretodo si tienes hipersensibilidad a alguno de los componentes o alergia a las flores de la familia de las margaritas. No la tomes más de dos meses seguidos y vigila la interacción con otros medicamentos antes de incluirla en tus hábitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *