¿Cómo germinar semillas de limón?

El limonero es un árbol frutal que todos conocemos por sus sabrosos frutos. Junto con las plantas aromáticas, los cítricos son un gran ingrediente para la cocina y para añadir sabor a nuestras bebidas, además de aportar un increíble aroma. En este post, os enseñaremos a cómo germinar semillas de limón.

Preparación para sembrar semillas de limón

Lo primero que necesitamos es un limón cortado longitudinalmente al que retiraremos cuidadosamente las semillas para evitar que sean dañadas. Selecciona las semillas de un limón bien maduro y en buenas condiciones.

Los primeros procesos son los mismos que para cultivar un hueso de aguacate, necesitamos semillas sin dañar y lavarlas para eliminar los restos de pulpa. Este lavado también eliminará el posible azúcar origen de la fruta, que puede dañar nuestras semillas. No las dejes secando y utiliza semillas frescas. Retira la cubierta blanca que protege la semilla para ayudar al brote, con cuidado de no dañar la piel marrón.

Necesitaremos primero tener una mezcla de 60-40 de fibra de coco y humus de lombriz en un pequeño recipiente donde comenzaremos nuestra germinación de semillas de limón.

¿Qué es la fibra de coco?

La fibra de coco es un tipo de sustrato que nos ayudará a germinar semillas de limón. Se obtiene del residuo de los cocos y tiene una gran capacidad de retención de agua. Actúa como una esponja, por lo que mantendrá más tiempo la humedad necesaria para germinar, además de que, debido a sus propiedades, hará que a pesar de la humedad no aparezca hongos, ya que tiene capacidad de aireación. 

Es apropiado para la gran mayoría de plantas por su ph y libera nutrientes, por lo que además permitirá un mejor crecimiento de nuestras plantas. Por supuesto, un producto ecológico sin impacto medioambiental.

¿Qué es el humus de lombriz?

El humus de lombriz es un abono orgánico con favorables efectos. Las lombrices ayudan a fertilizar la tierra, ya que al limpiarla de materia orgánica crean descompuestos que favorecen el equilibrio de arcilla y humedad, colaborando en la aireación y retención del agua del suelo. Gracias a sus excrementos la tierra tiene más nutrientes en comparación con otras en las que las lombrices no han trabajado.

Si buscas fertilizantes orgánicos y ecológicos, el humus de lombriz es el mejor abono, sin mal olor ni exceso de humedad, facilitará el desarrollo de la planta.

Germinar semillas de limón

Con nuestro recipiente preparado con la mezcla de fibra de coco y humus de lombriz, colocaremos unas 5 semillas sobre la superficie en posición horizontal y las cubriremos con un poco de tierra. 

Si prefieres probar a germinar varias plantas, te recomendamos emplear un germinador donde colocar las semillas para que se produzcan los primeros brotes antes de trasplantarlos a una maceta.

¿Por qué usar un germinador?

Los brotes tardan entre 2 y 7 días en aparecer y pueden transformarse en ingredientes muy saludables para nuestra cocina. Los germinadores permiten crearlos en condiciones óptimas y tiempo record, tendrás un pequeño invernadero al alcance de tu bolsillo. Solo necesitaremos unas cuantas semillas y un poco de paciencia.

Con el cultivo de germinados, puedes disfrutar de una dieta mucho más sana y utritiva, los brotes proporcionan vitaminas y nutrientes con un bajo aporte calórico.

Una forma sencilla de introducirte en el cultivo ecológico y el autoconsumo. Dependiendo de la planta que quieras desarrollar el proceso será ligeramente diferente, pero estos son los puntos básicos.

  1. Dejar la semilla en remojo varias horas
  2. Añadirlas a la base de tu germinador con espacio suficiente entre ellas para crecer
  3. En el germinador previamente habrá tierra y agua en la parte inferior
  4. Trata de mantener la temperatura sobre los 20ºC y cambiar el agua cada 2-3 días

Como toda planta, deja tu recipiente en un lugar cálido, sin luz de sol directa y riégalo con regularidad.

Pasados 15 días aparecerán los primeros brotes. Cuando la planta mida unos 10 cm, podremos trasplantarla para que crezca con normalidad. Recuerda antes de trasplantar, añadir humus de lombriz para ayudar con nutrientes a nuestro limonero.

Estos pasos podemos seguirlos para prácticamente germinar cualquier semilla, al igual que en el caso de otros árboles frutales, puede ser que tras germinar las semillas de limón no consigamos obtener frutos, ya que pueden tardar unos 5 años en producirlos. Aunque no obtengamos frutos, podremos disfrutar de su intenso aroma y su esplendor.

Siempre puedes germinar semillas de limón un limonero de las cuatro estaciones, como su propio nombre indica, es una variedad de limonero que nos permite obtener sus frutos durante todo el año, aún así se recomienda protegerlo del frío y las heladas propias del invierno.

En cualquier caso, aseguráte al trasplantar los brotes de limonero, que vayan a estar en una zona soleada y cálida, pero sin serlo en exceso. La tierra tiene que tener un buen drenaje y cantidad de humus de lombriz para obtener nutrientes. Al trasplantar hay que poner especial atención a las raíces para no dañarlas y que estén bien cubiertas.

Si te has perdido en el proceso te dejamos el resumen en este vídeo explicativo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *