Harina de fuerza sin gluten (harina panificable)

La celiaquía es una de las enfermedades más comunes, además de desarrollar intolerancia al gluten, encontramos que pueden aparecer déficits de otros nutrientes. Para poder sustituir la harina de trigo en elaboraciones que requieren de harina de fuerza por su alto contenido en gluten, hay una gran cantidad de harinas que podemos emplear, además de saludables serán aptas para celíacos. Es importante tener siempre en cuenta que a pesar de que el envase nos informe del tipo de harina que estamos obteniendo, puede ser que tenga trazas de trigo, por lo que hay que poner especial atención al sello sin gluten y harinas puras.

Te hablamos de algunos tipos de harina y que nos aportan, así como para qué son adecuadas. Demostramos que cocinar sin gluten no tiene que resultar ningún problema, es más, se pueden realizar infinidad de recetas que además sean saludables para no celíacos. Siempre hay que poner especial cuidado a los alimentos elaborados con harinas de trigo, cebada y centeno, las salsas preparados o especias. Si, todos pueden llevar gluten así que lo mejor es comprar productos con el etiquetado asegurado. Hay una gran variedad de harinas sin gluten que podemos utilizar en la cocina y aquí os resumimos las más comunes. 

¿Qué es la harina panificable o de fuerza?

La harina de fuerza es un tipo de harina hecha a partir de variedades de trigo con más contenido en gluten, gracias a esto las masas no pierden forma por lo que resulta perfecta para hacer pan, bollos, croissants o cualquier receta que necesite de una harina que ayude a subir la masa.

La harina de fuerza para estas elaboraciones es indispensable: fácil de amasar, menos pegajosa, ayuda a que el pan suba y aguanta fermentaciones largas.

Harina sin gluten

El gluten se encuentra en la semilla de muchos cereales y derivados. Las personas que sufren celiaquía o alergia al gluten tienen que evitarla, aunque también es recomendado que aquellos que no padecen intolerancia disfruten de productos tan comunes como el pan elaborados sin gluten.

Harina panificable sin gluten

Cómo hemos comentado, para que el proceso de elaboración del estos alimentos sea adecuado se emplea harina de fuerza, que normalmente contiene una mayor cantidad de gluten. Pero, ¿se pueden elaborar sin harina de fuerza?

La respuesta es sí, puedes adquirir una de las harinas alternativas como harina de garbanzos, o preparar harina panificable sin gluten en casa mezclando diferentes variedades. Con la mezcla de harinas conseguiremos una harina equilibrada, similar a la harina de fuerza común, que nos dará una masa sin ser pegajosa y un resultado sin quedar seco.

Tipos de harina sin gluten

Cada vez podemos encontrar en el mercado más tipos de harinas o sustitutivos de la harina común, y según el tipo que escojamos puede ser más o menos adecuada para elaborar diferentes productos como pueden ser panes, pasteles o tartas.

Harina de Arroz

Perfecta para cocinar comida asiática, como tempuras o fideos chinos. Si decidimos emplear harina de arroz integral, además de obtener vitaminas A y B, aminoácidos y minerales, disfrutaremos de una fuente de fibra. Al ser más granulada es recomendable para utilizarla en la elaboración de ciertos platos como rebozados, ya que su escasa capacidad de absorción de aceite hace que la resulte una capa exterior crujiente y menos calórica. 

Harina de Avena

El uso de harina de avena nos ayudará a reducir el colesterol, además al ser hidratos de carbono de absorción lenta, prolongamos la sensación de saciedad. Su enorme versatilidad y componentes cargados de fibra soluble, proporcionan una alternativa saludable para intolerantes al gluten.

Su extendido uso hace que sea ligeramente difícil encontrar en el mercado harina de avena pura, sin haber sido mezclada con trigo. Hay que tener cierto cuidado al comprar harina de avena, ya que tiene una proteína similar al gluten, por lo que es posible que para algunos consumidores se desarrolle también intolerancia. Sin embargo se puede encontrar harina sin contaminación por gluten.

Un tipo de harina que nos ayuda a elaborar recetas sanas. A pesar de que la forma más conocida sean los copos de avena para el desayuno, se pueden realizar tortitas, hamburguesas, rebozados, galletas y batidos de lo más saludables, entre otras muchas cosas.

Harina de Coco

La harina perfecta para aportar dulzor y aroma a nuestros postres. El coco es un alimento muy versátil, desde su aceite que puede ser empleado en la cocina o para nutrir tu cabello, a la fibra que nos ayuda a germinar. Su harina contiene estos dos elementos lo que la hace una de las harinas con mayor fibra del mercado.

Como en el caso de la harina de avena, debemos asegurarnos que la harina es pura o marca el símbolo de “sin gluten” para asegurarnos de que no contiene trazas. Una gran fuente de proteínas y grasas saludables podemos emplearla en la elaboración de crepes, magdalenas, brownies, pudín y otros postres.

Harina de Garbanzos

Altamente empleada como sustituta del huevo para apelmazar masas es ideal para gran variedad de recetas sin gluten y veganas. Tiene un poder aglutinante bastante alto, rica en vitaminas B, A, C y E, además de omega 6, fibra y hierro es buena para cualquier consumidor. Puedes tratar de elaborar tu propia harina de garbazos con un procesador de alimentos y garbanzos secos. 

La mejor alternativa vegana para elaborar tortillas de patatas sin un solo huevo, falafel y rebozados o incluso pan y dulces como bizcochos.

Harina de Maíz o Maicena

Quizás la harina sin gluten más popular, es altamente empleada en la cocina. Contiene muchas propiedades nutritivas y minerales como magnesio, fósforo, hierro y selenio. Normalmente utilizada como sustituto de la harina de trigo para elaboración de productos aptos para celíacos, hay que tener en cuenta que la maicena aporta un sabor dulce, por lo que es más apropiada para recetas de bizcochos y postres.

Harina de Soja

Muy recomendada para la elaboración de pan, se utiliza para añadir proteína a muchas recetas veganas. Un buen ingrediente para nuestras preparaciones, que además de aportar fibra aporta numerosos nutrientes. Ideal para masas para pizza, empanadillas o similares.

Harina de Trigo de Sarraceno Sin Gluten

Una de las mejores alternativas para elaborar pan casero, esponjoso y crujiente, ¡y sin gluten! Te dejamos aquí todo lo que debes saber sobre el pan de trigo sarraceno sin gluten.

Comer alimentos sin gluten tiene numerosas ventajas: disminuye el colesterol y triglicéridos, contribuye al sistema inmunológico y obtenemos fuentes de proteínas y nutrientes casi sin darnos cuenta. ¿Te animas a crear tus propias recetas sin gluten?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *