¿Cómo plantar un hueso de aguacate en casa?

Plantar un hueso de aguacate por primera vez puede verse complejo, pero resulta algo tan sencillo como coger su hueso, no lleva apenas esfuerzo y podremos observar como va creciendo una hermosa planta.

El aguacate es un fruto con enormes propiedades y fuente de ácidos grasos esenciales, por lo que cada vez se ha vuelto más popular introducirlo en nuestra dieta diaria. Comer aguacate ayuda a controlar nuestros niveles de colesterol y reducir enfermedades cardiacas. Conocido por su grasa saludable y vitaminas es la fruta de moda por sus beneficios nutricionales, la demanda ha subido, y ¿si probamos a plantar nuestra propia planta?

Antes de comenzar, es importante saber que no obtendrás frutos a la primera de cambio, necesitarás paciencia y esmero y bastante tiempo. Son necesarios años para que el árbol crezca sano.

¿Cómo plantar o germinar un aguacate?

plantar aguacate
  1. Lo primero es disfrutar de nuestro aguacate y cuando finalicemos rescatar el hueso. Procura obtener el hueso con cuidado, es importante que la semilla no esté dañada o quebrada.
  2. Tras limpiar lo que será nuestra semilla con agua abundante para eliminar toda la pulpa, tendremos que introducir sólo la mitad en agua, por lo que se recomienda utilizar tres palillos clavados en el hueso para que la otra mitad pueda aguantar en seco. Trata de que los palillos estén introducidos a una profundidad de unos 5 mm para asegurar la sujección del hueso. 
  3. Llenamos un vaso de agua y apoyamos nuestra pepita con palillos hasta que quede cubierto por agua la mitad del hueso, asegurate de que la parte en punta apunte hacia arriba y la parte redondeada quede sumergida. Si decides emplear un vaso de cristal podrás ver como va creciendo la raíz. Durante el tiempo de desarrollo puede ser que veas necesario cambiar estos palillos para que la semilla siga bien sujeta.
  4. Recuerda mantener nuestro hueso en agua en un lugar seco y soleado. Mucha luz, calor y agua es el secreto La semilla absorberá el agua por lo que la mejor solución es cambiar el agua cada 2 días, evitarás que se depositen contaminantes. Pasadas 3-4 semanas empezaremos a ver como sale la raíz a través de la capa externa marrón que se habrá desprendido y en 8 semanas veremos los primeros brotes.
  5. Cuando la raíz alcance entre 10 y 20 centímetros la quitaremos del vaso y la plantaremos, en una maceta no muy grande, con tierra y algo de compost. La mejor tierra para este tipo de planta es tierra ácida que permita absorber más nutrientes y desarrollarse más fuerte.
  6. Para sembrar el hueso deberemos mantener la misma teoría, mitad en tierra – mitad fuera.
  7. Regamos y mimamos nuestra planta para que crezca. Pasado un mes empezaremos a ver las primeras hojas.

Si ves complicado realizar este proceso, AvoSeedo ha sacado este producto para ayudarnos a conseguir nuestra planta de aguacate de una forma sencilla. Ecológico y antiresiduos, con un diseño inteligente, conseguiremos que nuestra semilla germine sin dañarla.

¿Cómo hacer germinar mi planta de aguacate?

Existen miles de variedades de aguacates, siendo la más común la variedad Hass, pero para comenzar con tu primera planta de aguacate, tan solo necesitas guardar la semilla.

Se trata de tener paciencia y observar cómo la vida vegetal se desarrolla poco a poco. Según nuestra planta vaya creciendo será necesario trasplantarla a macetas más grandes. Si prefieres trasplantar tu aguacate al jardín, recuerda que esta planta no se desarrolla en un clima frío, por lo que es mejor hacerlo en una zona soleada y durante la época veraniega. Es un planta propia de climas cálidos, por lo que si en nuestro hogar las temperaturas descienden por debajo de 7ºC, será necesario llevar la planta al interior o protegerla.

La mejor forma de cuidar tu planta es regarla por goteo, hay que tener cuidado con el exceso de agua y la humedad, pueden ocasionar que las raíces se pudran. Debes de tener en cuenta antes de comenzar el proceso que se pueden tardar hasta 2 años en obtener los primeros frutos. Durante el comienzo del crecimiento de nuestra planta el riego deberá ser más abundante y tendremos que protegerla de luz solar muy fuerte durante tiempo prolongado.

Hay un indicador que puede servirnos de ayuda y es el color de sus hojas. Si las puntas están marrones es que nuestro aguacate necesita más agua y si están amarillas es que tiene demasiada. Será necesario podar las ramas, pero habrá que tener cuidado si podamos en exceso, puede que la planta se deteriore y se detenga su crecimiento.

Te recomendamos no desarrollar solo un árbol de aguacate, si tenemos varios podrán polinizarse y aseguraremos el crecimiento de frutos. Los aguacates no tienen que estar madurados en su totalidad para recogerlos del árbol. Cuando veas que su piel torna a verde oscura es tiempo de recolección. Una vez que nuestra planta comience a dar frutos, nunca se detendrá.

Desayuno con aguacate

La mejor forma de incorporar este gran fruto a nuestro día a día es disfrutarlo en nuestro desayuno. El desayuno es la comida más importante del día y cuando nuestro cuerpo absorbe más nutrientes, por eso incorporar un alimento como el aguacate es la mejor idea para empezar el día.

Al aportar gran cantidad de fibra, nos sentiremos más saciados, además de estar aportando ácido Omega 3, proteínas y vitaminas. Mejora nuestro sistema cognitivo y nervioso. Sus grasas saludables nos ayudará a absorber los nutrientes del resto del desayuno.

Puedes disfrutar del aguacate de diversas formas: tostadas con aguacate, sandwiches o quesadillas con aguacate y queso, pasteles o smoothies. Unido a un desayuno variado en el que se incluya fruta y una bebida saludable, como el té verde o té matcha, conseguirás aportar a tu cuerpo la energía para comenzar el día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *