¿Qué es la moda sostenible y porqué es importante?

La sostenibilidad es un debate cada vez más arraigado en la sociedad, sin embargo cada día nos acercamos más a traspasar los límites de nuestro planeta. En este aspecto, la moda se encuentra entre una de las 10 industrias más contaminantes, si bien es difícil estimar el impacto exacto.

En este post os vamos a aclarar el concepto de moda sostenible o moda ética, y todo el movimiento que lo rodea.

¿Qué es la moda sostenible?

Aplicando el concepto de sostenibilidad a la moda, la Moda Sostenible puede definirse como un sistema en el que el suministro, la producción y el consumo de productos de moda se han diseñado de forma que se garantice la sostenibilidad ambiental, social y económica.

moda sostenible

Como la definición implica, la moda sostenible no se limita a un mero producto, sino que es una filosofía que también abarca los procesos de diseño, las estrategias de la cadena de suministro y las prácticas de consumo.

Problemas de la moda sostenible

En el contexto de la moda sostenible, el hecho de que no exista una norma o directriz general con respecto a la responsabilidad de las empresas o los consumidores, aumenta la confusión en la definición de la moda sostenible y la prioridad de sus iniciativas.

Sin embargo, en este sentido, se han realizado algunos esfuerzos para proporcionar herramientas primarias para normalizar los procesos de fabricación de prendas de vestir en torno a la producción y el consumo sostenibles, como el Índice Higg de la Coalición para el Fomento de la Moda Sostenible, que lidera la alianza para la producción sostenible en la industria del vestido, el calzado y los textiles.

Concepto contradictorio

Además, la definición de moda (que significa tendencia) y el cambio de estilo y la sustitución de lo viejo por lo nuevo en particular denota cierta discrepancia con el concepto de sostenibilidad.

La moda en algún nivel plantea la idea de un consumo excesivo, mientras que la sostenibilidad implica minimizar el consumo hasta el nivel de la necesidad. Esta perspectiva considera la moda sostenible como un término contradictorio, que insta a un cambio fundamental en el desarrollo de la moda sostenible.

La moda rápida

Una gran parte de la excesiva producción y consumo actual de productos de moda proviene de la aparición de la ‘Fast Fashion’. La “Fast Fashion” se define como una estrategia en la que se maximiza la rentabilidad de los minoristas de la moda mediante la implicación de sistemas ágiles de cadena de suministro que les permiten capitalizar la moda que no ha llegado a sus competidores.

Con el tiempo, las implicaciones de esta estrategia han aumentado las compras impulsivas de moda y han acortado el ciclo de vida de los productos de moda hasta el punto de que los productos de moda se consideran ahora como productos básicos desechables.

Debido a esta tendencia, muchos de los artículos de moda baratos de hoy en día se descartan sólo después de haber sido usados sólo un puñado de veces. De hecho, gracias a esas prácticas, la moda se ha introducido como uno de los sectores más contaminantes.

Materiales tóxicos

La mayoría de productos textiles que se fabrican actualmente poseen químicos perjudiciales para el planeta. Los más comunes son:

  • Formaldehído: este componentes tiene como finalidad que la ropa tenga un aspecto liso y evitar que coja moho durante la distribución. El problema es que un uso excesivo de este químico puede acarrear irritaciones en la piel y picores en nariz, ojos, etc.
  • Plomo: con funciones de tinte puede ser perjudicial para niños pequeños dañando su desarrollo.
  • Plorifurados: se usa para impermeabilidad las prendas de ropa. Debido a que su uso es relativamente nuevo no se conocen sus daños pero si se sabe que puede dañar el hígado y el páncreas.
  • Nonilfenoles: este químico no lo lleva directamente la ropa sino que lo adquiere en el lavado por culpa de los jabones industriales, y puede afectar a las hormonas provocando daños reproductivos.

La importacia de la moda sostenible

Como respuesta a estos problemas que amenazan el futuro de la moda, la moda sostenible ha surgido como un nuevo concepto y se ha convertido en un tema de creciente interés para académicos, profesionales y consumidores. Muchos creen que el futuro de la moda depende de su capacidad para adoptar la sostenibilidad e incorporar este concepto en su núcleo.

Aunque no es posible lograr la sostenibilidad por definición, ya que la característica dinámica de la naturaleza desafía el concepto, una institución más sostenible abarca la naturaleza humana a un nivel muy alto. Esto se debe a que tiene la capacidad de satisfacer tanto nuestras necesidades egoístas como altruistas.

Por lo tanto, la moda sostenible tiene el potencial de potenciar el sentimiento de satisfacción de los consumidores al hacer elecciones más conscientes y su consumo de productos de moda sostenibles.

Beneficios

  • Disminuir los niveles de contaminación de fabricantes y marcas
  • Uso de componentes que facilitan el reciclado
  • Consumo sostenible
  • Consideración ética tanto de los derechos laborales como de los Derechos Humanos.

¿Qué podemos hacer los consumidores?

Aunque debido a la inmadurez y complejidad del concepto de moda sostenible, algunas prácticas adoptadas por las empresas podrían ser engañosas y en algunos casos se han convertido en un lavado de cara, se ha aumentado la conciencia de las cuestiones ambientales y sociales asociadas a la producción y el consumo de productos de moda.

El movimiento de la moda sostenible, que en cierta medida se deriva de los mayores niveles de concienciación, genera ahora una demanda de los consumidores y los interesados que presionan indirectamente a las empresas y las instan a adoptar medidas genuinas en pro del bienestar ambiental, social y económico.

En este sentido, la moda sostenible ha creado una gran oportunidad para que las marcas y los diseñadores de moda contribuyan al movimiento de la moda sostenible y se posicionen como líderes de este panorama emergente.

Sin embargo, es necesario que haya más conversaciones, evaluaciones y reevaluaciones ya que estamos en la etapa de desarrollo. Para lograr una moda sostenible es importante tener tanto una perspectiva macro como micro.

La perspectiva macro ve la moda sostenible desde un punto de vista sistemático. Desde este punto de vista, todos los actores de este panorama, incluyendo proveedores, fabricantes, reguladores y consumidores, trabajan juntos en sinergia e interdependientemente hacia un mayor nivel de bienestar. Mientras que la perspectiva micro investiga qué acciones de estos actores nos llevarían hacia una moda sostenible.

Aprende un poco más sobre moda sostenible con este libro y comienza con un estilo de vida sostenible con tu primera prenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *